sábado, 2 de diciembre de 2017

ESE (Traducido a lengua Maya)



Ts´íibo´

A k´aaba´e´ ku káajal yéetel le óochel
Ku lóochol tu jáalik u booxelo´ob chi´
Ken in t´anech
Tu ts´u´uts´u´kil le waak´o´
Ku chíikpajal u ts´íibil le kaano´
Ku báaxal yeetel u chowakil le ts´íibo´
In tia´al ka síijil
Ti´ le juumil ku nojochtal yéetel le áak´abo´
Tu´ux ku je´elel le suutukilo´
Je´elo´ kin satik u naachil le ts´íibo´
Ta k´aaba´e´ kin wáantikinbáa yéetel kin sa´atal
Ken súutkech ja´
Ka´aj choojnakech
Tin chi´

Traducción a lengua maya: Josue Tec Chab. Maestro de Lenguas Indígenas.

Ese

Tu nombre empieza con la sombra
Que se ondula en la línea de los labios
Cuando te nombro
Por lo blando de la lengua
Se curva la inicial de la serpiente
Que juega con la perpetuidad de la letra
Naces mío
En la sonoridad que crece con la noche
Donde se yerma el tiempo
Entonces pierdo la distancia de la ese
En tu nombre me salvo y naufrago
Cuando te vuelves agua
Y te escurres
Por mi boca

Marina Centeno

Poema incluido en el libro Quietud (UADY 2012)

lunes, 27 de noviembre de 2017

Pétalos y espinas




Pretendo razonar y no consigo
centrarme en una idea decorosa
me quedo entre la espina de la rosa
sintiendo las punzadas del castigo

No quiero regresar a lo pasado
que ayer hundió el cuchillo de la duda
por tanto soy la flor que se desnuda
con una espina hundida a su costado

Tampoco soy el pétalo que cae
sumisa entre la hierba de la vida
más bien soy aguijón que se contrae
en la profundidad de cada herida

Marina Centeno

sábado, 21 de octubre de 2017

Boceto de la espera


Rincones


En la esquina de las cosas tristes
hacia el lugar donde habita el miedo
la sanguijuela de las amarguras
busca rincones para las preguntas
y precipicios para los silencios

Marina Centeno

domingo, 15 de octubre de 2017

Romper a una mujer




Hacerle trizas su melancolía
salpicar de mierda sus entrañas
y desenvolver de golpe las auroras
para abrir la zanja de las nubes
que fabrica entre letras y palabras
para dejarse manipular por los sucesos
que de sobra aluden a uno mismo
sobrepasando la omisión del miedo
que lleva a cada uno al escondrijo
para saber que llega la derrota
sin tener que dar pie a los instintos
Hay que sacar partido a las desdichas
y volverse vorágine por dentro
como una gota absurda de llovizna
que no acierta a caer en el vacío
porque teme romperse en el trayecto

Marina Centeno

domingo, 8 de octubre de 2017

miércoles, 4 de octubre de 2017

Tampoco hoy se apareció a lo lejos


Me quedé en el sosiego de la puerta
reclinada en el fardo del vacío
para sentirme abismo en el desierto
y no poder reunir de un sólo páramo
la cantidad de veces el suspiro

Me quedé tarareando el introspecto
de una vaga razón por la derrota
al tener la certeza al horizonte
sin figuras que acierten a lo lejos
soportar la inclemencia del silencio

Me quedé con las ganas de alambrista
al buscar equilibrio al abandono


Marina Centeno

viernes, 29 de septiembre de 2017